Cómo prevenir el moho en edificios de perfiles de acero estructural

 En Blog

Las construcciones con perfiles de acero estructural tienen características superiores a cualquier otro tipo de construcción, como las que utilizan madera, ladrillos o sólo hormigón; pero no están libres de mantenimiento para alargar su vida útil y evitar problemas a largo plazo, que requieran altas inversiones en reparaciones.

La mayoría de las edificaciones de acero son utilizadas en ambientes comerciales e industriales, donde los niveles de humedad son altos y susceptibles a la formación de moho. Su crecimiento no solo puede provocar malos olores y manchas en los muros y perfiles de acero, también puede tener graves implicaciones para la salud, especialmente para las personas con problemas respiratorios. El mantenimiento de edificios de metal, un mejor control de la humedad y la ventilación es el mejor modo de prevenirlo; sumado a una limpieza periódica, que mantendrá los ambientes interiores seguros.

Conozcan las señales de advertencia de moho en los edificios de estructuras metálicas

El moho dentro de un edificio de metal no siempre es evidente, el primer signo de problemas podría ser un olor a tierra o manchas alrededor de ventanas, puertas, unidades de ventilación y otras áreas propensas a la humedad; sobre todo en industrias donde la humedad relativa debe ser alta para una mejor calidad de los alimentos, como los puntos de refrigeración o en zonas de procesamiento de alimentos.

La condensación generada durante los diversos procesos ayuda a si se combina con otras condiciones, como problemas en la impermeabilización, daños en tuberías y la ventilación. Presten especial atención a cualquier área que pueda experimentar niveles elevados de humedad y que tenga un bajo nivel de iluminación.

¿Cómo evitar el moho y proteger sus construcciones de acero?

Gracias a que los edificios de acero son de un material inorgánico, el moho tendrá un crecimiento limitado y dependerá principalmente de la presencia de materiales orgánicos en sus construcciones. Para evitar su aparición, es importante que realicen una limpieza periódica, tanto del interior como del exterior y una inspección al menos cada seis meses de toda la estructura para detectar fugas o corrosión alrededor del edificio de metal y asegúrese de revisar sus conductos de ventilación, unidades de climatización y otros equipos de ventilación del edificio.

El moho en los edificios comerciales e industrial es un asunto serio, pero pueden estar seguros de que se puede prevenir. Cuando mantiene a raya la humedad y el aire interior fluye adecuadamente, se fomenta una atmósfera segura y saludable dentro de las construcciones de estructuras metálicas. Para conocer más sobre el cuidado de los perfiles metálicos, comuníquense con sus proveedores y para planificar el diseño y construcción de edificios de metal comuníquense con los asesores de Grimosa, donde contamos con los mejores profesionales en la fabricación e instalación de estructuras, impermeabilización y aislamiento térmico.

Publicaciones recientes
diseño de estructuras metálicasconstruccion de estructuras metálicas