Cómo se monta un proyecto con multipaneles Monterrey

 En Blog

Cuando nos decidimos a iniciar una empresa involucrada con la construcción en el país, decidimos que había que ofrecer algo más que lo que se esperaba de una institución de este tipo. En ese sentido, la integridad en nuestros servicios era necesaria para darle un distintivo al giro y que nos hiciera mucho más interesantes para un número mayor de clientes.

Es por eso que desde un principio no sólo nos hemos proyectado como los vendedores de multipanel Monterrey o de los materiales necesarios para montar una estructura, sino que si el cliente lo requiere nos podemos ocupar del diseño. Este, junto con los materiales y la planeación temporal se vuelve en uno de los puntos más importantes cuando se lleva a cabo un proyecto inmobiliario. Si ninguno de los tres es atendido adecuadamente se corre el riesgo de atrasar las construcciones por un tiempo indeterminado o simplemente clausurarlo sin haber llegado al fin.

Como nadie quiere llegar a ese punto tan catastrófico, el día de hoy preparamos una guía que nos servirá para puntualizar los momentos clave en la planeación de un proyecto inmobiliario con multipaneles. Iniciaremos con la definición de esta estructura en particular y posteriormente iremos desarrollando cada uno de los pasos básicos que se dan cuando pretendemos llevar un proyecto a buen puerto.

Como el mismo nombre lo dice, el multipanel está conformado por distintos niveles que nos permiten montar paredes, techos o construcciones de pequeño tamaño en tiempo récord. Esto porque a diferencia de las paredes de concreto no necesitan tiempos de secado, pues los materiales ya están ensamblados y son los suficientemente estables por sí solos. Generalmente están constituidos por láminas galvanizadas que entre sí están recubiertas con espumas de poliuretano rígido. Finalmente, a estas capas se les ensambla otras que dependerán mucho del tipo d proyecto: algunas pueden ser de fibra de vidrio, aluminio, vinilos, entre otros materiales.

Ahora que ya sabemos con qué estructura estamos tratando, podemos comenzar con la siguiente etapa. La mejor estrategia para lograr que un proyecto como este termine exitosamente es irlo dividiendo en etapas y a cada una de ellas asignarle las tareas necesarias para llegar a la finalización de las mismas, en este sentido se convierten en metas. Por ahora, nos centraremos en la definición de etapas, pues se trata de moldes que se acomodan a cualquier proyecto, contrario a las tareas específicas relacionadas directamente con el proceso y naturaleza de cada plan e industria.

  • Formación de un equipo de trabajo. El trabajo en equipo nos da la oportunidad de obtener mejores resultados, pues al formar un grupo de trabajo con distintos expertos en todas las materias que implican el proceso de construcción, nos ofrece la obtención de alternativas desarrolladas por gente con plena comprensión de cada uno de los temas a desarrollar. Si bien el cliente puede fungir como figura directiva, es mejor que se rodee de especialistas a trabajar por sí solo. Recordemos que una construcción implica comprar materiales, diseñar los planos, hacer cotizaciones, contratar a los constructores, vigilar la obra y otras actividades más que resultan más exitosas cuando son delegadas a distintas personas. Sin embargo, para que un equipo de trabajo logre caminar con éxito, se necesitará de mucho control y sobre todo, capacidad de comunicación. Con esos dos elementos clave tienes las llaves del éxito.
  • Investigación contextual del terreno y diseño. Cuando un negocio fracasa puede ser por múltiples factores: mala planeación, empleados sin capacitación, espacios desagradables. Pero también ha pasado que locales con todas las cualidades físicas también terminan desapareciendo. ¿Por qué sucede? Generalmente por que no atendieron las necesidades de la población en la que se asentaron. Antes de que muevas la primera piedra de la construcción, dedica un tiempo a realizar estudios geográficos y de mercado para saber en dónde es mejor construir el local nuevo. De manera paralela, ve diseñando la apariencia del proyecto, así como el cálculo de sus costos con la relación que se obtenga de estos estudios. Aunque no lo creas, un color mal colocado, o un estilo arquitectónico que no cree identificación con la población, puede llegar a ser el motivo principal por el que una empresa termine fracasando. Desde este punto puedes ir considerando la utilización de multipanel Monterrey e ir trabajando el diseño en correspondencia con las ventajas que este material ofrece.
  • Planeación temporal, monetaria y ejecutiva. En cuestiones de construcción nunca es bueno trabajar sobre la marcha y cuando se trabaja con cronogramas controlados, disminuye considerablemente el riesgo de pérdidas tanto de tiempo como monetarias. Cuando ya tengas el diseño en tus manos y estés completamente seguro que el lugar escogido para llevar a cabo la construcción es el adecuado, tu equipo de trabajo puede comenzar a diseñar la planeación del mismo. Consideren cuánto dinero tienen o pueden obtener para esta construcción, armen una lista de posibles proveedores. También armen un organigrama que les permitirá ir asignado las respectivas tareas de seguimiento y ejecución. Estas tres directrices deben conjugarse y por supuesto, complementarse. Si lo logras, al final obtendrás un plan solido casi a prueba de errores, o al menos lo suficientemente estructurado como para responder favorablemente en caso de que surja algún tipo de imprevisto.
  • Cotización, elección y compra de materiales. Usando tu plan monetario y los parámetros establecidos por el diseño puedes comenzar la cotización de materiales y multipanel Monterrey. Aunque ya tengas un proveedor de confianza o que alguien más te haya sugerido alguno, te recomendamos realizar tu propia búsqueda. Así te mantienes actualizado en el terreno del mercado y puedes tener la posibilidad de obtener precios más competitivos. Compara, analiza y revisa con tu equipo de trabajo cada una de las cotizaciones recibidas y seleccionen el más adecuado para el proyecto. Recuerda hacer un equilibrio entre un precio accesible y la calidad de los materiales para no comprometer la estabilidad de la construcción.
  • Ejecución de la obra. Nos encontramos en una etapa crucial para el proyecto, donde tu planeación será puesta a prueba y potencialmente las cosas se salgan un poco de control. Para que esto no suceda organiza a varios elementos de tu equipo de trabajo para que realicen un monitoreo directo. También solicita que te preparen reportes de cada uno de los avances, al menos cada semana. Examinen de forma conjunta cada uno de ellos para detectar rápidamente cualquier tipo de problemática y corregirla de manera inmediata.

Finalización y preparación para su apertura. Cuando todas las etapas de construcción hayan sido superadas, termina de acondicionar el espacio para el uso que se le haya asignado. Finalmente, considera realizar un reporte final y archívalo. Te servirá como punto de partida para proyectos futuros.

Publicaciones recientes