Conozca más sobre las Naves industriales Monterrey

 En Blog

Saludos cordiales a quienes nos honran con su presencia en este blog de Grimosa (firma especializada en el montaje y fabricación de estructuras metálicas), a través del cual, buscamos obtener una cercanía mayor con el público interesado en adquirir estructuras de metal, así como sistemas de impermeabilización y de aislamiento, de la más alta calidad a un precio justo. Esta ocasión, el eje temático de la presente entrada son las naves industriales Monterrey, cuya aparición en el mercado ha redefinido los procesos dentro de las industrias regiomontanas. Sin más que añadir, demos inicio a este contenido que deseamos, disfruten todos los visitantes.

Sobre las naves industriales:

Las naves industriales, como su nombre lo indica, son edificios construidos específicamente para llevar a cabo los procesos propios de las industrias, es decir, ser la base del flujo de obreros, mercancías, transporte y maquinaria.

Las naves industriales tuvieron su origen a principios del siglo XVIII en Inglaterra con el invento de la máquina de vapor por James Watt, que a su vez, trae consigo lo que conocemos como la Revolución Industrial. Este fenómeno histórico es transcendental debido a que su impacto cambió el modo de vida de las personas. Recordemos que el término “manufactura” alude al trabajo realizado mediante la fuerza del hombre, pues bien, arribado el segundo periodo de auge del capitalismo se reemplaza la mano por la máquina.

Desde siempre el hombre ha utilizado sus brazos para elaborar sus objetos de primera necesidad como la ropa, el calzado y siembra de alimentos, con ayuda de utensilios que se han inventado para facilitar la hechura. El hombre siempre ha utilizado su fuerza para poder realizar determinadas actividades o crear algo, luego bien, comienza a reemplazar la fuerza propia por la fuerza de los animales como el buey, los caballos o burros, hasta hoy día que se utilizan las máquinas y en menos medida la fuerza humana.

Este suceso sin duda marca pautas en la vida política, económica y social. Fundamentalmente ocurre este cambio debido a que se comienzan a producir nuevos métodos de obtención de energía, que inmediatamente es aplicada a las máquinas para poder generar más producto en menos tiempo, en menor costo o más barato, por lo cual resulta más accesible al público.

Aquí es donde tienen lugar los conceptos de oferta y demanda, y comienza también un surgimiento de nuevas posturas administrativas y principios de economía por parte de los que hoy son pilares esenciales para quien desea normarse en este sentido, hablamos de Robert Owen, Adam Smith, David Ricardo, Marx,  entre otros. Cada uno con sus diversas posturas, principios y teorías.

Físicos, químicos y mecánicos tuvieron un lugar muy importante durante la Revolución Industrial debido a que se crearon nuevas máquinas y transportes de carga que permitieron el avance de la industria. Posterior a que comenzara este proceso de cambio.

El mundo siguió el ejemplo y comenzó a poner en marcha, en sus respectivas naciones, las maquinarias, pero sobre todo, los principios de Libre Comercio que Smith propone, en donde debe haber gestión, difusión, competencia, oferta y demanda así como la no intervención del estado, en cuyo caso comienzan a existir inconformidades por parte de los obreros debido a los abusos que los dueños ejercían, ya que veían el trabajo como una mercancía más, sujeta por supuesto a los principios antes mencionados, sin considerar obligaciones para con el trabajador.

Un ejemplo claro del comercio en abundancia es la inmersión del algodón, de donde se comenzó a fabricar hilo, posteriormente debido a nuevos inventos que ayudaran a producir más hilo a un bajo costo y requiriendo menos mano de obra, se inventan máquinas que optimicen este proceso. Luego viene la tela como tal para la confección del vestido, los químicos que dan color a las telas y nuevos metales como el acero, en cuyo caso resultó un invento muy favorable debido a la fortaleza de éste para la elaboración de más artefactos.

Los múltiples procesos que se crearon durante estas épocas exigían concentrar la industria dentro de un mismo edificio, es decir, las máquinas, la energía y la mano de obra que corroboraba el proceso. Lo que se conoce como naves industriales Monterrey y cuyo propósito es conjuntar todos los engranes de la producción para que puedan vincularse adecuadamente y producir.

Aunque en América la Revolución Industrial llegó tiempo después, Estados Unidos no dudó en hacerse una economía poderosa, explotando de lleno estos mecanismos novedosos y políticas administrativas favorables para la burguesía. México al ser un país vecino comenzó por igual su introducción a este fenómeno.

Monterrey es una de las ciudades más importantes en el país, la tercera economía para ser específicos. Su industria se ve enfocada en mayor medida al calzado y a la producción de cerveza, no obstante se comienzan a realizar inversiones en el campo del ensamblaje automotriz y en el campo de la tecnología, en donde empresas como Grimosa, ofrecemos las naves industriales Monterrey construidas con los mejores materiales, procesos y bajo la supervisión de profesionales, a fin de que lo que se construye sea un edificio de calidad que albergue productos de excelencia.

Monterrey tiene mucho futuro para seguir representando a México como un destino con inversión y prosperidad. Con empresas que siguen invirtiendo en el país para generar más empleos y calidad de vida para los ciudadanos. En Grimosa estamos comprometidos con nuestra labor, por ello es que fabricamos las mejores naves industriales Monterrey, que abarquen y satisfagan las necesidades del cliente.

Publicaciones recientes