fabricantes de piezas metálicas en Monterrey

fabricantes de piezas metálicas en Monterrey

En Grimosa somos fabricantes de piezas metálicas en Monterrey y, por nuestro sólido compromiso con nuestros clientes, adoptamos procesos rigurosos que nos permitan ofrecer la más alta calidad, que supere sus expectativas. Además, ofrecemos soluciones en sistemas de estructuras prefabricadas de acero, de impermeabilización y aislamiento térmico con costos competitivos y una alta eficiencia en tiempos de ejecución de obras, de manera que contribuyamos activamente en la satisfacción de quienes contratan nuestros servicios.

Hablando específicamente de la fabricación de piezas metálicas, en Grimosa empleamos operaciones de conformado que permiten alterar la geometría de la materia prima de trabajo mediante diferentes procedimientos, en los que se aplica calor o fuerza mecánica o combinación de ambas. Sabemos que para ustedes, contar con información clara sobre los procesos con los que producimos nuestras piezas metálicas es clave para decidir contratar los servicios que ofrecemos en fabricación, y precisamente por eso no tenemos reparo en hablarles sobre los métodos empleados, que incluyen la función, el procesado de partículas o pulvimetalurgia, procesos de deformación plástica y mecanizado.

En la etapa de fundición, el metal elegido como materia prima se somete a temperaturas dentro del rango suficiente para llevarlo a estado líquido o semifluido, lo que facilitará verterlo en un molde con la forma deseada, dentro del cual se solidificará. El uso del método de fundición ofrece diferentes ventajas, en comparación con otros procesos utilizados en la fabricación de piezas metálicas. Entre estas ventajas se encuentra el que facilita la fabricación de piezas con formas o diseños complejos, admitiendo incluso aquellos que presentan huecos en su interior; también se puede trabajar con piezas de diferentes tamaños, desde muy pequeñas hasta de tamaño muy grande, y es un proceso apto para la producción en serie.

Otra de las ventajas es que se requieren de pocas operaciones adicionales para la fabricación, ya que después de finalizar la fundición se consigue tanto la forma como el tamaño requerido de la pieza o se le acerca bastante, es decir, se obtiene la forma neta o la forma casi neta. Por otro lado se pueden usar metales y diferentes aleaciones que no son aptos para procesos de conformado por deformación o soldadura, y es una opción más económica que estos y otros procesos de fabricación. Sin embargo, hay que tener varios factores a consideración al aplicar la fundición, como las posibles limitaciones que llegan a presentar las propiedades mecánicas de las piezas generadas, como la porosidad, acabado superficial y la emisión de gases y posible toxicidad de ciertos materiales, por lo que se deben adoptar medidas adecuadas para reducción de riesgos.

Otro proceso es el de partículas o pulvimetalurgia, en el que se parte de un polvo metálico o cerámico fino que se prensa en una matriz a alta presión para que adopte la forma de la misma. Posteriormente la pieza se calienta al punto de sinterización, es decir, por debajo de su punto de fusión, lo que permite que las partículas individuales se cohesionen. Las ventajas de este proceso es que las piezas se producen con la forma final, lo que elimina los requerimientos de operaciones adicionales para acabado, además no se producen desperdicios, o se generan desperdicios mínimos lo que permite aprovechar casi la totalidad del producto inicial. Por otra parte, se logran fabricar piezas con niveles de porosidad específicos y es posible trabajar con materiales que no se pueden someter a otro tipo de procedimientos.

Adicionalmente, el proceso es automatizable y se logran obtener diferentes características dimensionales. Ahora, se debe tener en cuenta que por el costo de los equipos y herramientas, para que sea una opción rentable se deben seguir niveles de producción elevados, que hay algunas limitaciones de forma por las dificultades de fluencia del material inicial y las variaciones de densidad al trabajar con geometrías complejas. Finalmente hay que valorar que el tamaño de las piezas a producir con este proceso debe ser reducido.

Otro proceso utilizado por fabricantes de piezas metálicas en Monterrey es el de deformación plástica, en que se aplican fuerzas por encima del límite de un material dúctil a la deformación. Para aumentar la ductilidad del material y evitar de esta manera su rotura durante la deformación, previamente se aumenta la temperatura del metal, incluyendo chapas metálicas. Así, el metal caliente pasa a un estado plástico, que se puede conformar rápidamente por la aplicación de presión.

Este proceso ofrece diferentes ventajas, como la eliminación de la porosidad de los metales, la destrucción de impurezas, la mejora de propiedades físicas por el refinamiento de sus granos y la alta homogeneidad de los metales que se obtienen. Además se requiere de menos energía que la empleada en los procesos que se realizan en frío. Por el lado de los factores a considerar es la oxidación que se presenta en la superficie de las piezas por las altas temperaturas, lo que genera un acabado superficial que requiere un tratamiento posterior, además de la incapacidad para mantener tolerancias estrechas.

Finalmente, el proceso de mecanizado permite eliminar el exceso de material en las piezas de partida para obtener la geometría final deseada. Para esto se siguen diferentes procesos tradicionales, como el fresado o torneado en metales sólidos, para lo que se usan herramientas de corte y abrasión en materiales de una dureza superior a las piezas de trabajo, o bien, rayo láser, erosión química, haces de electrones, descargas eléctricas, entre otros. Por sus características, los procesos de fabricación mediante mecanizado ofrecen la ventaja de trabajar con una amplia gama de materiales para generar piezas con gran variedad de formas y de características geométricas. Con los procesos de mecanizados se obtiene alta precisión dimensional en tolerancias estrechas y acabados superficiales de alta calidad. Sin embargo, hay que considerar que se puede generar desperdicio de material y que por la deformación plástica se llegan a alterar las propiedades mecánicas de los materiales iniciales.

Para conocer más acerca de los procesos que empleamos en Grimosa como fabricantes de piezas metálicas en Monterrey y otras de nuestras soluciones, no duden en ponerse en contacto con nosotros, con gusto los atenderemos y les ofreceremos asesoría especializada en la elección de la opción que se adapte mejor a sus necesidades.