Láminas en Monterrey: tipos y usos más recurrentes

 En Blog

¡Bienvenido! Es un gusto que nos acompañes en la publicación más reciente del blog de Grimosa. ¿Ya conoces nuestra empresa? Si es la primera vez que nos visitas, te recomendamos explorar nuestra página web, donde podrás conocer todos los servicios que tenemos disponibles en materia de construcción y estructuras de acero para proyectos arquitectónicos de diversa índole.

En conformidad con nuestro giro, en este espacio virtual presentamos artículos que sirvan para profundizar en torno a los productos y materiales que ofrecemos como soluciones integrales, pues es una forma efectiva de demostrar su necesidad y valía dentro de cualquier sector que requiera de mejores implementaciones estructurales, en donde la relación costo-beneficio debe tomarse en cuenta como punto de partida para hacer la mejor inversión.

Así pues, el día de hoy ahondaremos en una de las soluciones más eficientes que tenemos en Grimosa: las láminas en Monterrey. Comenzaremos por hablar de su aplicación dentro del terreno industrial por sus características esenciales, para luego desglosar los tipos y usos más recurrentes o comunes dentro de este y otros ámbitos. Luego, haremos un recuento de sus beneficios por concepto de costo y otros factores, para poner de manifiesto que hoy por hoy, estas estructuras siguen siendo tan imprescindibles que el concreto.

No obstante, introduciremos algunos puntos en contra de las láminas que se tenían en el pasado, principalmente por ciertas materias primas que eran ocupadas en su fabricación y que se descubrieron incluso como perjudiciales para la salud de las personas que habitaban espacios o laboraban en lugares techados con base en estos tipos de material.

Iniciemos entonces con la definición de la lámina. Se trata de un objeto con fines estructurales manufacturado con diversidad de materiales, entre los que se puede encontrar a la fibra de vidrio o incluso el cartón, aunque actualmente se sigue prefiriendo a las de acero, que a su vez cuentan con diferentes tratamientos según el uso que se pretenda hacer de las mismas.

Su uso o aplicación como techos o muros, depende pues del lugar donde se quieran colocar, pues con base en las actividades dadas en dicho espacio es que resulta más o menos apropiado uno u otro tipo de lámina. Dentro de prácticamente cualquier área con fines industriales, las láminas de acero siguen siendo las más resistentes, pero puede que no las más económicas. No obstante, su precio responde a la durabilidad que poseen, por lo que son más convenientes que otras más baratas como las de cartón, que deben cambiarse con mayor regularidad.

Además, las láminas de cartón, aunque se hayan desarrollado para techar, no son las ideales para lugares con dinámicas industriales por diversos motivos, principalmente en aquellas industrias o fábricas donde se pretendan aprovechar como techos y soportes a la vez, es decir, que se piense establecer un espacio de operación sobre ellas. Por este mismo hecho, el acero sigue siendo superior a la fibra de vidrio, pues si bien este material resiste muy bien como techo ante las inclemencias del tiempo, no tiene el mismo nivel estructural o de soporte que el metal, menos cuando este se ha tratado para mejorarlo.

Resulta pues que el acero, por ejemplo, con el tratamiento o proceso de galvanizado, no se expone a la corrosión natural que sufre por factores como la humedad, y de ahí que se emplee tanto en la industria de la construcción como en la automotriz.

Las láminas en Monterrey que distribuye Grimosa, son fabricadas con acero y otros materiales destacables por sus características y beneficios para esta zona industrial y comercial ubicada al norte del país. Monterrey es una de las urbes más importantes en México justo por su actividad en el mercado de infinidad de servicios y productos, que son el motor de la economía nacional. Por ello es que nos preocupamos por satisfacer estos espacios de trabajo rudo con los elementos estructurales que se adecuen a la altura de las necesidades o exigencias.

Entonces, además del acero, otro material que privilegiamos en nuestra empresa es el acrílico, que si bien tiene usos o aplicaciones diferentes, no puede ser sustituido por el metal cuando se busca el beneficio de la iluminación que logra por su carácter traslúcido. Además, el acrílico es lo suficientemente fuerte como para usarse en estructuras completas, por ejemplo, en invernaderos industriales o caseros.

Si atendemos a la clasificación de las láminas por su material de elaboración, tenemos:

  • De acero (+ recomendable para las industrias).
  • De acrílico (+-, depende del tipo de industria).
  • De cartón (- recomendable para el sector industrial).
  • De fibra de vidrio (-+ adecuado para el ámbito, depende del giro de la industria).

Si nos centramos en la tipología de las láminas de acero por ser las más aconsejables para las dinámicas industriales, tenemos los siguientes ejemplos de tratamientos:

  • Galvanizadas (tratamiento basado en un recubrimiento de zinc, aplicado por inmersión al calor y con la finalidad de hacerlas anticorrosivas).
  • Alfajor o Hot Rolled (tratamiento nuevamente en caliente del metal para lograr un espesor adecuado con una resistencia media, se destaca su característica antideslizante).
  • CR o Cold Rolled (tratamiento en frío).
  • Acero inoxidable.

Sobre los costos, diremos que son determinados por las ventajas que otorgan ciertos tipos de láminas, como el último ejemplo en el que destaca el beneficio de que no se oxide, lo que se traduce en menos mantenimiento y una duración mayor. Pero lo mejor para determinar una buena compra es acudir con expertos en láminas en Monterrey como Grimosa, donde te harán saber por qué pagas lo que pagas, pero más que nada, por qué te conviene más un tipo que otro.

Por ejemplo, anteriormente se producían láminas de plomo al por mayor por su bajo precio, hasta que se conocieron sus afectaciones tanto para la salud de los seres humanos como para el medio ambiente, ¿recuerdas las noticias al respecto? Nos vemos en la siguiente publicación para entender a cabalidad por qué el plomo es cada vez menos usado en la fabricación de láminas y otros elementos para la construcción.

Recuerda que cuando de construir se trata, al lado del concreto, el acero es un material esencial para el esqueleto que sostiene a cualquier proyecto arquitectónico, sin importar su finalidad. ¡Acude a esta solución integral con nuestra guía!

Publicaciones recientes