Hoy en día existe una infinidad de materiales y herramientas para la construcción y debido a la gran demanda y sobre todo a la gran variedad de necesidades que se tiene en los diferentes ámbitos de la construcción y el uso que se le da a las edificaciones, hay muchas empresas, constructoras y particulares que solicitan y requieren cada vez más de diferentes materiales, mucho más especializados o específicos para un uso particular.

Por ejemplo, hay instituciones, grupos o colectivos que rentan terrenos para sus labores, ya que sus locaciones son ambulantes, sin embargo, requieren de instalaciones cerradas para dar sus servicios y por ello solicitan se construya un módulo o caseta para dichos fines. Desde luego, este tipo de construcción no puede ser permanente, al contrario, debe ser fácil de construir y fácil de retirar una vez que avancen hacia su siguiente locación.

Para este tipo de situaciones el material ideal es la lámina, pues es un producto fácil de conseguir, manejar, colocar y moldear, además de tener un bajo costo en comparación con otros materiales. Las láminas en Monterrey o cualquier ciudad son relativamente fáciles de conseguir, pues cualquier empresa de materiales para la construcción las fabrica y vende, pero es necesario conocer los tipos, las formas y los usos que se le pueden dar.

También es necesario recalcar que la lámina no es un material desagradable a la vista en absoluto, tampoco incómodo ni de baja calidad. Muchas personas se niegan a utilizar lámina, sobre todo en casas, ya que la consideran un material poco estético, frío, incómodo e incluso que puede dar la impresión de ruralidad, pobreza o falta de recursos. Es cierto que es un material más barato que otros, pero el resto de opiniones negativas está bastante alejado de la realidad.

Existen innumerables viviendas, cabañas, haciendas y edificios en grandes ciudades cuyas fachadas, techos e incluso estructuras son de lámina. Gracias a la gran variedad de formas, estilos y materiales, las láminas en Monterrey pueden combinar con cualquier edificación y darle un toque de elegancia, seriedad, diversión, lujo o comodidad, según se requiera. También pueden elegirse según su uso, ya sea transparentes, gruesas, delgadas, onduladas, flexibles, rígidas, etcétera.

Y definitivamente, la lámina no es de uso exclusivo rural, pues hay edificaciones en grandes ciudades, hechas con lámina, que son obras de arte de la arquitectura, y seguramente su uso en zonas rurales se debe a sus beneficios y practicidad en lo que a protección y colocación se refiere.

Los tipos de lámina más comunes son los siguientes:

  • Lámina lisa. Es una lámina, por lo general de acero, utilizada principalmente con fines industriales y muy poco en la construcción. Como su nombre lo indica es lisa y suele ser empleada para maquilar otro tipo de láminas u objetos hechos de ella y se vende en rollo o en hojas de diferentes tamaños.
  • Lámina acanalada. Es el tipo de lámina más común, pues sus usos y formas son muy variados. Puede utilizarse para la construcción de módulos o casetas provisionales, para fachadas, como techo, protección o muros, etcétera. Existen canales ondulados, rectangulares, anchos, angostos, dependiendo del gusto del cliente y el uso que éste le dé.
  • En este caso la lámina suele tener forma y color de teja (rojizo), es impermeable y suele ser utilizada como techo o fachada para uso residencial y en ocasiones comercial.
  • Lámina traslúcida. Son láminas hechas con poliéster o acrílico transparentes, ahorran energía ya que permiten el paso de luz solar, son muy resistentes, flexibles, anticorrosivas y ligeras. Ideales para invernaderos o lugares donde se requiere luz.
  • Lámina de asbesto. Es una lámina elaborada con fibras de asbesto, cemento y silicatos, lo que la hace sumamente resistente, le da gran durabilidad, no requiere soportes intermedios y es bastante ligera. Es el tipo de lámina de uso más común en viviendas, rurales sobre todo, por su bajo costo y su durabilidad.
  • Lámina multipanel. Estrictamente hablando no es una lámina, sino un conjunto de láminas de varios tipos que conforman otra. Es utilizada para techos o muros, sobre todo cuando se requiere aislación térmica y acústica, impermeabilidad y resistencia.

Existen otros tipos de láminas en Monterrey, hechas con diferentes materiales como varios tipos de plástico (acrílico), fibra de vidrio, diferentes tipos de metal y con diferentes usos, formas e incluso colores, pero los ya mencionados son los más comunes. Algunos tipos, como la lámina de asbesto, se utilizan cada vez menos.

Los usos que las láminas en Monterrey pueden tener son muy variados, algunos incluso impensables: algunos diseños arquitectónicos vanguardistas utilizan este material como base para sus fachadas, gran parte de la estructura de muchas tiendas de autoservicio está formada por lámina, invernaderos o jardines residenciales utilizan láminas traslúcidas para proteger las plantas y al mismo tiempo permitir el paso de la luz, los módulos o casetas provisionales de diferentes grupos o instituciones o las oficinas de administración en las mismas construcciones están hechos de lámina. Y cada vez es más común ver casas con techos de lámina por su practicidad, calidad y costo.

Por todo lo anterior, entre los servicios que ofrecemos, está el de laminación, que incluye montaje de sistemas TPO (Olefinas Termoplásticas), es decir, sistemas para protección e impermeabilización sumamente efectivos. Para ello realizamos una evaluación del proyecto y de la construcción para seleccionar el tipo de lámina más adecuado, las cubiertas y molduras requeridas, todo con bajos costos de construcción y mantenimiento.

También ofrecemos diseño, montaje y fabricación de estructuras de acero y evaluación y asesoramiento en proyectos de construcción en general que puedan utilizar cualquier tipo de láminas en Monterrey.

En Grimosa somos especialistas de la construcción y ayudamos al cliente a reducir costos en sus proyectos. Contáctanos vía telefónica, electrónica o acude a nuestras instalaciones.