No pongas en riesgo tu vivienda: realiza una impermeabilización para protegerla

 En Blog

En materia de impermeabilización Monterrey cuenta excelentes opciones, y hoy hablaremos de lo que Grimosa te puede ofrecer. Ya tenemos encima la temporada de lluvias y los estragos de la humedad comienzan a verse en nuestros muros. Sobre las equinas de las paredes se empiezan a formar esas manchas verdosas tan desagradables, y en los cuartos cerrados se acumula el olor a humedad, tan característico y penetrante que resulta muy molesto, además que es signo de descuido.

La humedad es el mayor enemigo de nuestros techos y cimientos, y si no actuamos rápido sobre ella, pronto tendremos esas molestas goteras que no solo nos quitarán el sueño, sino que a la larga también harán que parte del techo se nos venga encima. Es importante dar mantenimiento constante a nuestro hogar o negocio, pues están expuestos a las inclemencias del tiempo. Y una buena impermeabilización Monterrey es básica para cuidar de nuestro patrimonio.

La impermeabilización Monterrey es el proceso de protección  de techos y cimientos contra la humedad. Los materiales usados en el proceso se aplican en paredes techos y cimientos para resguardar la construcción de una cantidad considerable de agua. Al aplicar cualquier procedimiento de impermeabilización estamos dando más años de vida a nuestra casa o negocio. Solamente basta echar un vistazo a las construcciones abandonadas, pues es muy común que comiencen a dañarse por la falta de mantenimiento y el constante contacto con la humedad sin una protección constante.

Hay varios métodos y materiales de impermeabilización indicados para cada situación y lugar dentro de una construcción. Uno de los tipos más comunes de este proceso es el uso de sellador aplicado por medio de capas, un proceso que es muy parecido al de pintar. Un método muy eficaz consiste en usar membranas de acrílico o poliuretano expandibles para cubrir la superficie que nos interesa proteger. Estas membranas suelen acomodarse durante el proceso de construcción por su propiedad maleable, perfecta para cubrir totalmente cualquier superficie.

Hay diferentes opciones, elige la mejor.

Hay muchos tipos de impermeabilizantes además de los ya mencionados, a continuación te daremos una rápida lista de los materiales y sus beneficios para que puedas decidir qué método es el que necesita tu vivienda o negocio.

Los impermeabilizantes a base de cemento son muy utilizados en las zonas expuestas a grandes cantidades de humedad y que se encuentran en el interior de una construcción. La mayoría del material a base de cemento que se utiliza en el mercado es semiflexible, y este tipo de material es ideal para dichas zonas porque al no estar en contacto directo con la luz solar y el clima exterior, no sufren el proceso de contracción y expansión propio de estos materiales.

Otro método efectivo es la membrana líquida, una capa delgada que está formada, a la vez, de tres capas, dos superiores y una capa general de imprimación. La gran ventaja de este material radica en sus propiedades de elongación, ya que puede incrementar su tamaño hasta un 280% cubriendo de manera efectiva. La durabilidad dependerá como en todos los materiales de la calidad que se elija.

Uno de los  métodos más utilizados al momento de impermeabilizar es utilizar materiales hechos de bases bituminosas. La mejor forma de impermeabilizar con este tipo de materiales es a base de una membrana que se coloca con ayuda de una antorcha, este método tiene una vida útil de hasta 7 años y otra de las ventajas es la fácil aplicación.

Otro método que es de los preferidos por su eficacia es el de membrana de poliuretano,  utilizado en las zonas de techo planas expuestas al exterior. El material es muy sensible a la humedad, por lo que la zona en donde se colocará deberá ser evaluada por su contenido de humedad con la finalidad de proteger sus propiedades. Si queremos cubrir y proteger superficies como lámina galvanizada, el Acritón es lo ideal, pues puede aplicarse en superficies planas o inclinadas, y su periodo de vida se prolonga por años. Además también es fácil de aplicar.

Uno de los materiales más comunes y solicitados son los asfálticos, que se pueden encontrar en varias presentaciones como prefabricados, con protección ultravioleta y ecológica. Por sus propiedades este producto puede ser adaptado a varias superficies y puede combinarse con membranas de poliéster para una mayor durabilidad.

En la actualidad también se busca la elección de productos más amigables con el medio ambiente y uno de los métodos preferidos son los impermeabilizantes ecológicos hechos a base de llantas recicladas o unicel. Por su naturaleza ecológica están libres de plomo y solventes tóxicos que dañen el ambiente. Por sus materiales soportan muy bien los cambios bruscos de temperatura y resisten grandes cantidades de agua. Son ideales para edificaciones en zonas costeras.

Cada método aquí expuesto puede adaptarse a tus necesidades, Por supuesto, cada elemento protege mejor ciertos materiales y superficies. Si queremos proteger los techos, el instalador seguramente recomendará usar un material asfáltico, ya que su durabilidad es muy amplia y puede encontrarse en diversas presentaciones que faciliten el trabajo del y la instalación.

El asfalto frío es ideal para casas o comercios en zonas boscosas y de alta humedad. Sus componentes son fibra de vidrio, poliéster y agua emulsionada. Por otro lado, el asfalto caliente también es un excelente material para la protección de los techos, pues se funde junto a varias capas de cartón asfáltico y fibra de vidrio. Cuando el material ha secado se recubre con una capa de pintura reflejante para proteger la mezcla de los rayos UV, ampliando la vida del impermeabilizante.

Al igual que los techos, las paredes sufren daños por la humedad, pero los materiales usados en ellas deben ser más livianos y de máxima penetración. Estos productos actúan sobre el cemento o madera protegiéndolos de los daños causados por la humedad. Los materiales más usados para proteger los muros son elaborados a base de resinas sintéticas, derivados del petróleo y los poliuretanos. Y en el caso de los materiales ecológicos, podemos encontrar impermeabilizantes a base de unicel.

Publicaciones recientes