Para cada clima un tipo de techos y muros

 En Blog

Es claro que los techos y muros de Monterrey son  tan importantes como la estructura misma en una edificación, no importa para que esté destinados: vivienda, centro comercial, fábrica, museos, sin techos y sin muros sería imposible habitarla. Hay muchos tipos de techos y muros de Monterrey, por lo que al elegir la cualidad de cada uno, debemos tener en cuenta en dónde serán colocados, si el techo y el muro estarán en la superficie protegiendo la estructura, o si los muros serán interiores para separar los distintos espacios que se encuentren en la edificación.

Los materiales se han ido adaptando a las necesidades de las viviendas y de la población, así como también la demanda de la rama inmobiliaria crece a pasos agigantados y necesita cubrir las necesidades del mercado en menor tiempo sin dejar de lado la calidad y la fortaleza de las edificaciones, pues de esto depende la seguridad y la vida de las personas que la construyen y de los que la habitarán, sin importar si son viviendas o construcciones de paso como museos, escuelas y hospitales.

Hay muchos aspectos que se tienen que tomar en cuenta para elegir el tipo de techos y muros que se utilizarán para la construcción:

Si la construcción se hará en climas cálidos a húmedos, debemos saber que la temperatura en estos ambientes es constante, por lo que se deben colocar techos y muros de Monterrey de una capacidad térmica baja. Es importante también que cuenten con aberturas de ventilación transversal para que el aire circule de mejor manera y se evite la acumulación de humedad que pueda dañar la estructura. Si la zona es de clima seco a cálido, la temperatura tiende a variar constantemente, así que en este tipo de zonas es necesario que el muro absorba el calor del mediodía, durante las primeras nueve a doce horas, y después lo emita al interior de la construcción para mantener un clima agradable dentro de ella.

Para una mejor absorción del calor se puede hacer uso de superficies reflejantes en los techos y muros. Es importante también que exista alrededor de la construcción una zona de sombra con vegetación para que ayude a reducir la reflexión de los rayos del sol a los muros.

El techo es en general la parte más expuesta a las condiciones ambientales, y las consideraciones para su aplicación y materiales deben estar ligadas a este aspecto al igual que en los muros. Además, el diseño y la durabilidad del techo deben ser excelente pues esto nos evitará una cantidad importante de problemas que puedan ocurrir derivados del clima o de un desastre natural.

Hay muchos tipos de techos y cada uno cumple una función dependiendo de la zona en donde se construirá, por ejemplo, si la zona en donde vivimos tiende a ser atacada por fuertes vientos, un techo plano no servirá de mucho, pues el viento lo levantará con mayor facilidad. Este tipo de techos puede ser utilizado en climas secos a cálidos, y con una precipitación anual escasa, otra ventaja que permite un techo plano es la construcción de roof gardens o azoteas verdes, aprovechando ese espacio para la convivencia, además de ayudar al ambiente y reducir la temperatura del edificio o casa.

Si la zona es de gran precipitación de lluvias y está en constante golpe de fuertes vientos, es recomendable  que los techos sean de dos aguas. Si bien son más difíciles de construir, soportan mejor las inclemencias del tiempo, además de ayudar a una correcta canalización del agua fuera de la estructura, pues por sus características, ésta no se quedará en la superficie creando algún charco que dañe los materiales y filtre la humedad.

Al igual que los muros, los materiales de los techos deben tomar en cuenta el clima; si es caliente, debe tener una capacidad térmica baja para no acumular el calor dentro de la vivienda, también se recomienda que los techos y muros de monterrey sean altos en estas zonas para evitar una mayor concentración de calor.

Los techos con ventilación o de doble capa, son muy efectivos para una mejor calidad de vida en interiores, la capa exterior proporciona de sombra a la capa interior de la construcción, el calor queda entre las dos capas  y es expulsado a través de la ventilación transversal. Este tipo de techos también es más resistente a la acumulación de humedad por lo que es más resistente.

Todos los tipos de techos y muros de Monterrey deben ser resistentes a las inclemencias y variaciones del clima, estamos en una situación extrema de cambio climático, por lo que los materiales deben estar preparados para aguantar desde un violento ventarrón hasta una tormenta inesperada con granizo  y fuertes precipitaciones de agua. Otro elemento importante de los techos y muros en Monterrey es su capacidad para aislar el ruido. Esta característica es de vital importancia en las grandes ciudades en donde la contaminación sonora es un constante día a día.

Una edificación fuerte es, en resumidas cuentas, el conjunto de varios elementos que permitan la vivienda y las actividades dentro de ella. Todo debe ser construido con materiales de alta calidad  por mano de obra excelente y capacitada, además de ser constantemente actualizada para enfrentarse sin ningún problema a las innovaciones en los materiales y  herramientas de construcción.

En Grimosa sabemos que estos elementos son de suma importancia por lo que la base de nuestra mano de obra es la calidad, capacidad y experiencia. Acude con nosotros para la adquisición de materiales para construcción, o bien, si necesitas ayuda o asesoría de algún tipo.

Publicaciones recientes