Sobre las láminas de acrílico empleadas para revestimientos y techos

 En Blog

En representación de Grimosa les damos la más cordial bienvenida a una entrada nueva de este blog que ponemos a su alcance. Esta ocasión hablaremos sobre uno de nuestros productos más demandados, a saber, las láminas de acrílico, las cuales por sus características han demostrado ser excelentes en una multitud de aplicaciones. Recuerden que si necesitan las mejores láminas en Monterrey, en Grimosa las encontraran. Sin más que agregar, demos comienzo.

La creación de techos y cubiertas es una labor que llevamos realizando desde tiempos muy remotos, inclusive antes de que surgieran las primeras civilizaciones. Ello es debido a la necesidad humana de hallar sitios donde poder refugiarse, donde poder llevar a cabo las actividades diarias y mantenerse bajo protección de las diversas amenazas externas como las contingencias ambientales y los siniestros. Ha sido a causa de ese impulso que incita a la creación de techos y cubiertas que nuestra especie ha sido capaz de producir muchos materiales y herramientas que actualmente son indispensables para las poblaciones en el mundo, incluido nuestro país.

Las cubiertas son un elemento cardinal en el mundo de la ingeniería y la arquitectura por lo que durante nuestro desarrollo histórico han sido elaborados una amplia cantidad de métodos y herramientas para la construcción de éstas. De entre dichas elaboraciones, son notables las láminas usadas para la concreción de diversas obras, ya sea civiles o residenciales, debido a su gran versatilidad y a sus diseños diversos, como el acanalado que puede dirigir los líquidos pluviales hacia puntos distintos. El diseño acanalado (llamado así por los variados canales que entre sí se agrupan en una sola lámina), es quizá el más popular, y a diferencia de los sistemas de fontanería, dirigen el agua de la lluvia con una cara que apunta externamente, es decir, no consiste en un sistema hermético.

Las láminas se pueden fabricar en base a materiales diversos, por ejemplo, el acero, el acrílico y el aluminio. Las de acrílico son las que en esta publicación nos competen. Para entender bien qué es una lámina de acrílico, es menester aclarar con antelación en qué consiste dicho material, por lo que hablaremos a continuación sobre este tipo de resina excelente en la creación de cubiertas y techos prefabricados. El acrílico es distinguible por su apariencia cristalina, además, cuenta con cualidades singulares muy difíciles de imitar. Por ejemplo, posee una elevada resistencia una multitud de factores externos como los golpes e impactos, los rayos UV, las tensiones superficiales, los cambios de temperatura, las corrosiones y los químicos que deterioran los materiales convencionales como el acero. Asimismo, poseen excelente propiedades de estabilidad dimensional, de insolubilidad y adhesión, y su uso es bastante fácil. Cabe señalar que si el acrílico se llega a dañar, su reparación es sumamente sencilla en comparación con otros materiales como los metales. A ello cabe sumar que cuenta con un amplio abanico de aplicaciones y es utilizado en una gran cantidad de productos, por ejemplo, en superficies estructurales, revestimientos y cubiertas, azulejos e inclusive en la producción de piezas bucales.

Para que se entiendan mejor las ventajas y cualidades de las láminas en Monterrey en base a acrílico como la que en Grimosa ponemos a su alcance, hagamos una comparación más minuciosa entre las láminas de acero y las de resinas acrílicas. Cierto es que el acero y el acrílico cuentan con algunas propiedades símiles, mas también poseen diferencias notables. No se trata de que uno sea mejor que el otro, sino entender que cada uno cuenta con singularidades que vale la pena recalcar, por lo que es importante saber con antelación qué se necesita y cuál es el proyecto a concretar para determinar el más idóneo al caso.

Si se trata de mantener el calor aislado, los acrílicos han mostrado ser una opción excelente debido a que los metales y las aleaciones tienden a calentarse con la constante exposición al sol, mientras que las resinas no presentan tal rasgo. El acero así como casi todos los materiales metálicos son muy rígidos. Por otro lado, las resinas acrílicas son maleables, por ello las láminas en base a éstas son muy fáciles de instalar.

Pongamos un ejemplo para entender mejor dicha cualidad: mientras que el acrílico puede recortarse con unas buenas tijeras para mejorar su aspecto o hacer retoques, el acero requiere de utensilios más pesados, además necesitan de taladros para realizar perforaciones y llevar a cabo su instalación mientras que el acrílico no necesita de herramientas brutas.

Con respecto a la iluminación, las láminas de acrílico son más idóneas pues posibilitan el ingreso de la luz, permitiendo con ello iluminación natural así como ahorros en cuanto a electricidad. En cambio, el acero y los metales son aislantes de la luz, y por ende no proporcionan los beneficios señalados. A ello cabe añadir que las láminas metálicas son sumamente pesadas por lo que su transporte resulta un tanto complicado, a diferencia de los acrílicos que pese a ser ligeros son bastante resistentes y fáciles de desplazar.

Con lo dicho se entenderá qué son las láminas de acrílico, que ventajas aportan y cuáles son sus aplicaciones. Esperamos que la presente publicación les haya parecido amena, no olviden contactarnos si desean conocer más detalles sobre las láminas en Monterrey que ponemos a su disposición. Si de láminas en Monterrey se trata, en Grimosa somos la opción más conveniente. ¡Gracias por habernos visitado! ¡Vuelvan pronto!

Publicaciones recientes
impermeabilizacion Monterreytechos y muros de Monterrey