Tres problemas más comunes que destruyen relaciones en los proyectos

Cuando realizamos la planeación de diversos proyectos, uno de los problemas más comunes con los que nos enfrentamos al administrarlos, es el mal manejo de información, lo que da pie a que existen muchos casos de oportunismo donde un agente se aprovecha de otro ante su falta de conocimiento.

El problema, aunque lo tratamos de resolver muchas veces con reglamentos de ética y buen comportamiento entre las personas, y lo reforzamos con contratos y fianzas que den certidumbre; cuando se presentan estas prácticas  en los proyectos nada nos puede proteger más que el conocimiento y la experiencia, es por eso que a continuación se enlista algunas de las prácticas con las que me he encontrado a lo largo de mi paso por la administración de proyectos que espero que sirva de referencia para gerencias de construcción, desarrolladores y administradores de proyectos por igual.

  • Cuando existen similitudes entre los materiales, pero no son lo mismo:
 

Para el caso de las estructuras metálicas o varillas para refuerzo de concreto uno de los problemas más comunes cuando trabajamos con un proveedor o contratista es que la densidad del acero que nos entregan sea menor. La verdad es que en el caso del acero hay muchos perfiles que cuentan con características visuales muy similares, lo que dificulta su diferenciación a simple vista, por lo que algunos proveedores llegan a entregar materiales de un espesor menor al requerido para ellos quedarse la diferencia.  

Si queremos evitar que no pase esto es importante contar con personal de calidad revisando la entrega en los materiales específicamente el espesor ya que de otra manera no sólo tendremos un problema de robo en nuestro proyecto sino un problema estructural muy grave.

Cuando en un proyecto de construcción se diseña la estructura metálica, y los ingenieros encargados de desarrollar el proyecto no encuentran un perfil que se consideró en el cálculo estructural, toman la decisión de escoger el perfil inmediato superior. Esto es una norma aceptada pues al considerar un elemento se eleva el factor de seguridad y se conserva la integridad de la estructura, el caso contrario pone en riesgo la estructura. Debido a esto cuando un proveedor no cumple con la especificación y densidades requeridas no solo pone en riesgo un elemento estructural sino todo el proyecto.

Sino no hemos realizado el control de materias pertinentes es muy posible que, al momento de hacer los colados, aplicar los acabados y coloquemos muros o instalemos pisos en nuestro proyecto, veamos que la estructura se flexiona o en el caso del concreto se quiebra derivado de las cargas ejercidas. 

  • Extensión de trabajos
 

Otro de los problemas que hemos llegado a observar en los proyectos es que a veces los ingenieros que están a cargo que las empresas que contratamos extienden la duración de los trabajos para poder cobrar más horas extras. La única forma de poder eliminar esta práctica es tener siempre un registro de la productividad de nuestros trabajadores y contratistas para asegurarnos que están trabajando al ritmo deseado.

  • Acuerdos sin registro
 

También es común que el personal a nuestro cargo llegue a acuerdos con las empresas o contratistas sin cerrar de manera oficial o por escrito los acuerdos a los que se han comprometido, generando problemas al momento de realizar las estimaciones pertinentes.  Es importante señalar que este problema no siempre se da de mala fe, ya que muchas veces se realizan este tipo de prácticas por querer agilizar los trabajos del proyecto, sin embargo, se pueden llegar a desacuerdos que pueden hacer peligrar la relación entre las partes y con el tiempo la ejecución del proyecto. 

Yo estoy a favor en que los ingenieros tomen decisiones sin que sus supervisores estén siempre enterados de todas las cosas a las que se comprometen, siempre y cuando entiendan las consecuencias de estos compromisos y que deben dejar todo por escrito de manera inmediata y no para un mes o dos meses después cuando es complicado confirmar la veracidad de los hechos en caso de un desacuerdo.

Aunque existen muchas más variantes que afectan los proyectos estas tres me parece son de las más comunes y de las que más fácilmente podemos poner candados o medidas para reducir el riesgo cuando se presentan.

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Todos los derechos reservados © 2021 Grimosa.

Ir arriba
¿Necesitas ayuda? ¡Contáctanos!