Mantenimiento industrial, cubiertas metálicas

Uno de los problemas más comunes que enfrentan las empresas en sus centros de distribución o naves industriales en las cuales realizan sus actividades laborales, es llevar a cabo proyectos de mantenimiento o expansión de sus sitios de trabajo.

Cabe destacar que algunos de los problemas más comunes en donde se requiere de un servicio de mantenimiento, tienen que ver con:

  • Goteras de agua en las cubiertas.
  • Equipos de ventilación
  • Reforzamiento de estructura
  • Pintura y expansión de naves.

Los primeros cuatro conceptos normalmente se consideran mantenimientos generales, pero las expansiones abarcan temas constructivos y de ingeniería que se deben revisar con cuidado y que un contratista pequeño no siempre podrá realizar, ya sea por tema de capacidad técnica, capacidad financiera o garantías. En estos casos siempre será mejor recurrir a las firmas de ingeniería especializada de cada partida o contratar una gerencia para llevar administración de concursos que se requieran. En esta primera entrega hablaremos de laminación para cubiertas en naves industriales y los problemas más comunes para su mantenimiento.

Dependiendo del contratista, un mantenimiento para contrarrestar goteras de agua o corrosión en una lámina se debe hacer cada 3 a 5 años, esto varía mucho dependiendo del proceso que se haya seguido para la instalación de la lámina, en el caso de las láminas R101 o láminas R72, fijar la lámina a través de los valles directamente a los polines y asegurarse que los traslapes sean de por lo menos 15 cm de largo será crucial para evitar problemas de entrada de agua a través de la lámina. Con una buena instalación, con sus molduras correspondientes y si dentro la nave no existe química o gases corrosivos la lámina requerirá solo mantenimiento preventivo donde se apretarán todas las pijas y se colocará sello para evitar la entrada de agua, este proceso es muy rápido y barato y se recomienda hacerlo cada 3 años.

Si la cubierta presenta daños considerables por corrosión será conveniente reemplazar las mismas, y no como algunos sugieren, solo la parte dañada. Al realizar el cambio completo de la cubierta metálica podemos realizar un análisis del problema para saber que causó la corrosión y poner medidas para evitar que el problema se repita, las causas más comunes para la corrosión son el acumulamiento de agua por una mala canalización o la retención de gases o polvos corrosivos. Para la primera opción se puede revisar el sistema de laminación y canalización de agua para determinar la causa del problema, en muchos casos es común que no se haya instalado bien la lámina o los canales de la nave no estén recogiendo bien el agua ya sea por una mala instalación o acumulamiento de basura. Para el segundo caso es conveniente revisar si se requiere mayor ventilación para la extracción de los gases, así como la instalación de chimeneas o extractores de gases para evitar la acumulación de polvos corrosivos. Es importante señalar que donde exista corrosión excesiva en la cubierta será necesario también hacer un mantenimiento de la estructura metálica que esta soportando la cubierta, esto para detener la corrosión y evitar que se siga expandiendo una vez que coloquemos la cubierta nueva.

Para los proyectos donde las naves son muy grandes y cambiar las láminas es muy costoso debemos considerar que si la lámina es muy vieja, quizá no haya materiales comerciales disponibles ya que como muchos productos las láminas de acero galvanizado y láminas acrílicas también se descontinúan, esto último es un problema a considerar ya que las crestas y valles de las láminas galvanizada podrían no coincidir, haciendo muy complicado garantizar un sellado completo a prueba de agua, existen opciones donde se pueden fabricar arreglos a base de lámina lisa o tratar de forzar los valles; sin embargo lo más recomendable es cambiar toda la lámina si no es posible encontrar su similar comercial.

Por último, debemos recordar que al igual que con la estructura metálica existen diversos acabados y usos para las láminas de cubierta, así como otras soluciones como el multypanel o galvatecho pero eso lo veremos en otra entrega de este blog.

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter

Todos los derechos reservados © 2020 Grimosa.

Ir arriba
¿Necesitas ayuda? ¡Contáctanos!