¿Qué debo considerar cuando requiero una estructura metálica?

¿Qué debo considerar cuando requiero una estructura metálica?

Cuando realizamos estructuras metálicas hay varias cosas que se deben considerar para garantizar que la estructura con la que estamos trabajando cumple con los objetivos que el cliente necesita.

Densidad del acero

Primero que nada, hay que cerciorarnos que la volumetría cumple con las condiciones requeridas para el trabajo. A medida que vayamos adquiriendo experiencia con las estructuras de acero iremos observando que existen diferentes usos, y que estas normalmente se trabajan en un rango de densidad determinada, por ejemplo:

  • Las estructuras de naves industriales suelen ser con grandes claros entre columnas y con cubiertas muy altas pues requieren mucho espacio para la instalación de maquinaria en su interior y normalmente no cargan ninguna clase de estructura o dispositivos en las cubiertas por lo que este tipo de estructuras livianas manejan densidades desde los 23kg/m2 a los 35kg/m2.
  • Naves industriales para maquila de productos específicos con cargas en diversos puntos como fundiciones y plantas generadoras de energía pueden llegar a tener densidades de 40kg/m2 a 70kg/m2.
  • En caso de plazas comerciales o un edificio residencial con varios niveles, la densidad puede ir de 70kg/m2 a mas de 110 kg/m2 debido a que las cargas tendrán que soportar el paso de personas y movimiento de vehículos constantemente, así como cumplir con las normas de seguridad requeridas por protección civil.

Como ingenieros es importante tener en cuenta estos rangos pues siempre serán buena referencia para asegurarnos que la estructura es la adecuada para el trabajo. Adicional a esto; también se puede considerar especificaciones en el tipo de acero, pero estas son propiedades que no ayudarán a hacer mas eficiente y resistente la estructura sin embargo; terminan afectando poco a la densidad final.

Acabado final

El acabado es una de las características clave de las estructuras metálicas ya que determinarán en grande la vida útil del acero utilizado y el mantenimiento que se requerirá en nuestros proyectos.

Estructuras con acabado alquidálico

Es la solución tradicional para las estructuras metálicas, este sistema trabaja a través de una fase de pintura anticorrosiva y un acabado de pintura de esmalte alquidálico, esta solución en la más común para proyectos en interiores con ambiente controlado, si no se expone a la intemperie podemos pasar hasta mas de 5 años sin realizar un mantenimiento preventivo. Por el contrario, si la estructura permanece expuesta, pueden pasar pocos años o meses para que podamos empezar a ver decoloración en el acabado y muestras de oxidación a lo largo de toda la estructura.

Estructuras con acabado Automotriz

Esta es la solución preferida por los clientes más exigentes, este sistema considera una capa de pintura anticorrosiva y un capa de pintura tipo automotriz. El acabado debe tener casi la misma calidad que se esperaría en aplicaciones utilizadas en la industria del automóvil, y decimos casi pues muy a menudo los clientes buscan darle a la pintura un acabado uniforme (las piezas que forman la estructura parecieran forman una solo pieza sin imperfecciones ni defectos) y no tanto que la pintura parezca salida del taller de una planta automotriz. Para lograr este tipo de pintura se utiliza pasta automotriz y un pintor con bastante experiencia para lograr la uniformidad de las piezas.

Acabado acero galvanizado

Es nuestra mejor recomendación para ambientes marinos y muy abrasivos, la estructura metálica se sumerge en proceso de aplicación de ZINC según la norma 123, para lograr un recubrimiento tanto interno como exterior de toda la estructura. Este recubrimiento naturalmente alarga la vida del acero por muchos años sin necesidad de aplicar ningún tipo de mantenimiento.

Adicional a estas tres recomendaciones existen diversas soluciones como pintura intumescente o retardante al fuego, acabado en dry fall y también pintura para ambientes marinos en los cuales no se llega a proponer debido a su alto costo, a diferencia de las aplicaciones con acero galvanizado. Por esta ocasión solo hemos hecho mención por ser los mas importantes y las de uso más común.

Estructura metálica atornillada o soldada

Para finalizar, una de las cosas mas importantes que debemos definir es si nuestra estructura será atornillada o soldada. Normalmente muchos ingenieros prefieren la estructura soldada por las facilidades que pueden tenerse en campo para hacer modificaciones en la misma al momento de hacer el montaje de la estructura, sin embargo el tiempo y facilidades que nos ofrece la estructura atornillada prefabricada supera por mucho a su contraparte con soldadura.

Es importante tener en cuenta que para instalar una estructura soldada se requieren ingenieros con un gran sentido de previsión y atención al detalle para evitar problemas de montaje, así como contar con un taller de fabricación de estructura metálica que tenga un buen sistema de calidad para verificar trazos y dimensiones de las estructuras metálicas; o de lo contrario podemos tener una verdadera pesadilla en el montaje, pero de eso ya hablaremos en otra ocasión.

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Todos los derechos reservados © 2020 Grimosa.