Problemas mas comunes para el montaje de una estructura metálica

Problemas mas comunes para el montaje de una estructura metálica

Uno de los problemas más comunes para la instalación de una estructura metálica es la falla en la construcción de los dados que soportarán las columnas de la estructura. En ocasiones después de que obra civil realiza trabajos de cimentación y preparación de tierra donde se construirá el edificio a desarrollar, es común encontrarse que algunos dados donde se ubicarán las columnas que soportan el edificio no estén bien alineados; o las anclas presenten desviaciones debido al efecto del concreto al momento del colado. Estos problemas sino se detectan y corrigen a tiempo, nos generarán más problemas debido a que estas desviaciones se repartirán y multiplicarán a lo largo de la estructura, obligándonos a hacer ajustes que no teníamos considerados.

Antes de empezar con alguna solución, debemos entender que hay que respetar el diseño del proyecto, por lo que apegarnos a las especificaciones solicitadas es lo más importante. En el caso de la estructura metálica, realizar pre-montajes en taller para confirmar la fabricación de los elementos es un proceso que nos evitará muchos dolores de cabeza en el montaje y marcará la pauta para obligar a obra civil a entregar dados y anclas que coincidan con los niveles y lineamientos del proyecto.

Para poder detectar las desviaciones que se presentan es necesario que primero se realice una revisión a detalle por parte de topografía para cruzar la información original del proyecto con las posiciones presentadas en obra, si las fallas de obra civil son considerables será necesario demoler por completo el dado y volverlo a construir de tal manera que cumpla con las características del proyecto.

Si por los avances de la obra no es posible realizar la demolición de los dados, una de las soluciones que se pueden implementar, si las columnas y placas base aún no han sido fabricadas, es cruzar la información que se tiene en campo con lo que se está fabricando en taller permitiéndonos hacer correcciones en los elementos, antes de llevar el material a obra. Por ejemplo, se pueden ajustar los barrenos donde se posicionan las anclas, girar la placa base para que nos permita adecuarnos a las desviaciones que tenemos en obra sin mover la columna metálica de posición.  Si ya tenemos el material en obra, podemos hacer las mismas correcciones, pero esto no es recomendable ya que todo trabajo en campo suele ser más laborioso y de mayor costo. También es posible realizar ajustes en las vigas metálicas o armaduras que tenga la estructura, pero esto no es recomendable ya que es más problemático; ya que, si las correcciones no son las adecuadas y si existe alguna desviación, ésta se observará hasta que se hayan montado los elementos, lo que nos puede llevar a realizar reparaciones en alturas que es mucho más tardado y costoso.

También otra de las actividades que se realizan para prevenir desviaciones en la estructura atornillada; es alargar las conexiones, puntearlas a las vigas y columnas, de tal manera que podamos removerlas y hacer ajustes jugando con el largo de las conexiones para poder corregir las desviaciones.

Las desviaciones y reparaciones en campo son trabajos comunes del montaje de estructura metálica y el objetivo de los ingenieros encargados del proyecto es tratar de reducir estos trabajos lo mas que se pueda, es por ello, que en GRIMOSA siempre recomendamos tener gente en campo mientras se realizan las adecuaciones sobre el terreno antes de realizar cualquier montaje. También no debemos olvidar que debemos dejar un registro sobre todas las desviaciones en la bitácora de obra.

Si te ha gustado, comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter

Todos los derechos reservados © 2020 Grimosa.